Reagrupación Familiar

¿Qué es?

La reagrupación familiar es un régimen de movilidad al que pueden acogerse los miembros de la familia de personas extracomunitarias titulares de un permiso de residencia en Portugal.

¿Quién puede pedir?

Según el nº 1 el artículo 98º de la Ley nº 23/2007, de 04 de junio tiene derecho a la reagrupación familiar:

1 – El ciudadano con permiso de residencia en vigor tiene derecho a la reagrupación familiar con los miembros de su familia que se encuentren fuera del territorio nacional, que hayan vivido con él en otro país, dependan de él o convivan con él, independientemente de que los vínculos familiares sean anteriores o posteriores a la entrada del residente.

Esto significa que todos los miembros de la familia que hayan entrado legalmente en el territorio nacional y que dependan o convivan con el titular de un permiso de residencia válido pueden obtener ellos mismos una tarjeta de residencia, siempre que se demuestre que no tienen antecedentes penales, que disponen de una vivienda y que tienen medios de subsistencia.

El artículo 99 (1) de la Ley de Extranjería en Portugal indica qué miembros de la familia tienen derecho a la reagrupación familiar.

1 – A los efectos de lo dispuesto en el artículo anterior, se consideran miembros de la familia del residente

a) el cónyuge;

b) los hijos menores o incapacitados que estén a cargo de la pareja o de uno de los cónyuges;

c) los menores adoptados por el solicitante cuando no esté casado, por el solicitante o su cónyuge, en virtud de una decisión de la autoridad competente del país de origen, siempre que la legislación de dicho país reconozca a los hijos adoptados los mismos derechos y deberes que a los de la filiación natural y que la decisión sea reconocida por Portugal;

d) los hijos mayores de edad que estén a cargo de la pareja o de uno de los cónyuges, que sean solteros y que estudien en un centro de enseñanza en Portugal;

e) los hijos mayores de edad a cargo de la pareja o de uno de los cónyuges, solteros y escolarizados, cuando el titular del derecho de reagrupación disponga de un permiso de residencia expedido en virtud del artículo 90 bis;

f) los ascendientes directos y en primer grado del residente o de su cónyuge, siempre que estén a su cargo;

g) Los hermanos menores de edad, siempre que estén bajo la tutela del residente, de acuerdo con una decisión emitida por la autoridad competente del país de origen y siempre que dicha decisión sea reconocida por Portugal.

El artículo 100 también indica las situaciones relativas a las uniones de hecho:

1 – La reagrupación familiar puede ser autorizada con:

a) La pareja que mantenga, en territorio nacional o fuera de él, con el ciudadano extranjero residente una unión de hecho, debidamente probada en los términos de la ley;

b) los hijos solteros menores o incapacitados, incluidos los hijos adoptivos de la pareja de hecho, siempre que estén a su cargo legalmente.

¿Cuál es el proceso?

La solicitud de reagrupación familiar (definida en el artículo 103 de la Ley de Extranjería) debe ser presentada por el titular del permiso de residencia temporal, y se concertará una cita por teléfono en el SEF en la que se presentarán los documentos (apostillados y traducidos en su caso) que acrediten el parentesco, así como los medios de subsistencia y el justificante de domicilio. Aquí se recogerán los datos biométricos (fotografía y huellas dactilares) para expedir la tarjeta de permiso de residencia. Los plazos aplicados son los mismos que para el primer titular (plazo de 2 años y renovable por otros 3). Finalmente, después de 5 años, puede solicitar un permiso de residencia permanente o incluso solicitar la nacionalidad. Para mantener estos permisos de residencia debe permanecer en territorio portugués al menos 185 días al año.

Hable con nosotros
Abrir Chat