Visado D7

¿Qué es?

El visado portugués D7 es un visado de residencia para extranjeros que viven de una renta estable pasiva, es decir, no de un contrato de trabajo.

Este visado está previsto con carácter general en el apartado 1 del artículo 58 de la Ley 23/2007, de 4 de julio, y específicamente en la letra d) del artículo 24 del Decreto Reglamentario 84/2007, de 5 de noviembre.

D7 Derechos de visado

El titular de un permiso de residencia D7 tiene varios derechos, como cualquier otro residente en Portugal, tales como

– Educación y escolarización;

– El ejercicio de una actividad laboral como trabajador contratado;

– El ejercicio de una actividad profesional por cuenta propia;

– Orientación profesional y formación y reconversión profesional;

– Acceso a la ley y a los tribunales.

¿Quién puede pedir?

Por lo tanto, puede solicitarlo cualquier ciudadano extracomunitario que sea pensionista o una persona con ingresos estables reconocidos (como intereses o alquileres de propiedades).

Este visado permite a un ciudadano extracomunitario entrar en Portugal para obtener un permiso de residencia basado en la existencia de medios de subsistencia cuyo valor debe ser transferido a Portugal.

Los solicitantes deben disponer de los siguientes medios de subsistencia durante 12 meses (según los artículos 2, n. 2 y 5, n.6, apartado b) del Decreto 1563/2007, de 11 de diciembre)

– Primer adulto: 14X Salario Mínimo Nacional (665€ en 2021) = 9,310€;

– Segundo o más adultos: 14X 50% del Salario Mínimo Nacional (665€ en 2021) = 4,655€;

– Menores de 18 años e hijos mayores a cargo: 14X 30% del Salario Mínimo Nacional (665€ en 2021) 3,105€.

¿Cómo es el proceso?

El visado D7 debe solicitarse a la representación consular portuguesa en el país de residencia del solicitante y tiene una validez de cuatro meses. Durante este periodo de cuatro meses, el solicitante puede entrar en Portugal para solicitar el respectivo permiso de residencia. En la solicitud ya debe presentar la prueba de alquiler y, si es posible, la cuenta bancaria portuguesa.

Al llegar a Portugal con el visado, se concertará una cita por teléfono con el SEF para recoger los datos biométricos (foto y huellas dactilares) para la elaboración de la tarjeta de permiso de residencia temporal.

Una vez expedido el permiso de residencia temporal (de dos años y renovable por otros tres), puede solicitar la reagrupación familiar. Por último, después de 5 años, puede solicitar un permiso de residencia permanente o incluso solicitar la nacionalidad. Para mantener estos permisos de residencia debe permanecer en territorio portugués al menos 185 días al año.

reagrupación familiar

Hable con nosotros
Abrir Chat